Las estadísticas confirman que el 70% de las decisiones de compra se toman en la tienda; he aquí donde radica la importancia de tener un buen escaparate. El escaparate es el vehículo esencial de comunicación entre la marca y los clientes, la carta de presentación de la tienda al público. El escaparate sintetiza las características del espacio comercial, la cantidad y calidad de productos que tiene la tienda.

La efectividad de un buen escaparate se incrementa cuando la tienda está localizada en una zona con un alto tránsito de clientes peatones. El escaparate es la clave de atracción del consumidor, siendo su prioridad convence que los clientes entren al local.

Si eres nuevo en el mundo del retail y necesitas desarrollar un escaparate, debes tener muy claro algunos conceptos que te ayudaran a definir la mejor solución. En HDisplay hemos desarrollado un pequeño resumen de los pasos a seguir:

1. Estudio (Brief): Recopilar información del producto, público objetivo y del espacio (vitrina o escaparate)

2. Conceptualización: Definir un concepto para el escaparate, basado en la historia de la empresa, la temporada, los pronósticos de tendencia y el público objetivo.

3. Búsqueda de Materiales: Definir los materiales a utilizar y la forma de montarlos en el escaparate.

4. Montaje en Taller: Construir una maqueta a escala del escaparate.

5. Montaje en Tienda: Montaje del escaparate en tienda, según el concepto.

Requsitos para un buen escaparate:

Un escaparate tiene en promedio 5 segundos para captar la atención de los clientes. Estos 5 segundos son vitales para mostrar todos los beneficios de la tienda. Un cliente pasa por cientos de escaparates, encontrando multitud de mensajes e información. La única posibilidad para que logre atraer la atención del público es siendo diferente, mostrando información clara y sus productos de manera armoniosa.

El escaparate transmite una gran cantidad de mensajes subliminales y las mayores reacciones que debe despertar en el público son las siguientes:

- Atracción, que induzca al cliente a mirar el escaparate
- Motivación, que conduzca al consumidor dentro de la tienda
- Reflexión, que alimente la posibilidad de cerrar una compra
- Deseo, necesidad de comprar el producto que está en el escaparate

Fundamentos del Escaparatismo

Por esto, un buen escaparate cumple lo siguiente:

1. Transmite de información: El escaparate transmite la información necesaria para que el cliente se forme una idea del espacio comercial. Siempre se proyectará lo mejor y más exclusivo de la tienda

2. Atrae la atención del público: Al identificar el público objetivo de la tienda, se puede diseñar un escaparate para sorprender e impactar a este público.

3. Persuade al consumidor: Un escaparate es un vendedor silencioso e incluso fuera del horario comercial informa al cliente y muestra productos haciéndolos deseables a través de una presentación llamativa.

4. Debe ser único: Los diseños originales son notados más fácilmente por los peatones, son recordados e incluso comentados con otras personas.

Técnicas de Diseño para el Escaparate

El escaparatismo es un arte, es presentar productos de manera atractiva en un espacio adecuado realzando su valor e influyendo en las decisiones de compra de los clientes.

Como en el resto de la tienda, la característica más valorada por los clientes es la limpieza. Esta es la ventana al alma del resto del espacio, debe estar impecable.

Junto con la limpieza, el orden de los productos es una prioridad. NO debe haber saturación de productos sino que deben estar agrupados en grupos provocando contraste y armonía visual. El punto de partida para la organización es el tema del escaparate.

La iluminación será la adecuada en todo momento, considerando las horas de día. No deben existir lámparas o focos averiados o fundidos. La iluminación debe ser aprovechada al máximo.

Elementos del Escaparate

- Módulos: Son estructuras independientes que pueden ser utilizadas de forma aislada o bien pueden ser incorporadas para formar una única estructura.

- Módulos apilables: Son estructuras geométricas que se pueden combinar, facilitando los cambios y el dinamismo del escaparate. Se pueden conseguir diferentes alturas con la finalidad de lograr destacar determinados productos.

- Fondos: Los fondos pueden ser de diversos materiales, madera, cristal, tejidos, cartulinas, espejos, etc. El producto es la estrella del escaparate, el fondo debe hacer que el producto resalte.

- Maniquís: Son modelos de articulados del cuerpo humano usado por los artistas del visual Merchandising y por los escaparatistas. Es usado para exhibir el arreglo de la ropa en el escaparate o en el interior de una tienda comercial.

- Displays: Son elementos especiales como carteles, dispensadores, cajas, etc. utilizados para apoyar los productos. Una vez más, deben lograr que el producto resalte.

- Fantasías: Son materiales de acompañamiento cuya única función es la ambientación del escaparate. Suelen estar relacionados con los productos expuestos o con el tema a transmitir. Habrá que tener en cuenta que estos elementos no resalten más que los propios productos a la venta.

- Señalizadores: Como flechas o círculos de colores vivos que fijan la mirada del público en un punto concreto o buscan conseguir que la vista haga un recorrido específico.

- Captadores: Son elementos cuyo objetivo es atraer la atención del cliente que pasa por delante del escaparate, podría ser una luz que se enciende y se apaga, un sonido, un muñeco en movimiento, etc.

- Cartelería: para crear carteles atractivos a los clientes hay que mezclar los colores y formas

Fundamentos del Escaparatismo

El recorrido visual

La vista del cliente penetra en el escaparate por el primer ángulo inferior según la dirección del paso, saliendo por el superior opuesto al de entrada, formando una diagonal en su trayectoria, lógicamente, siempre que no exista obstáculo alguno que interrumpa su normal caminar.

Fundamentos del Escaparatismo

Otro factor importante es la atracción que la luz ejerce sobre el ojo humano. La luminosidad en las superficies atraerá mucho más que la falta de ella. Para que la vista recorra fácilmente el escaparate se debe tener en cuenta:

- Los volúmenes estén cercanos entre sí o interpuestos en el plano.
- El colorido de los elementos que intervienen en la composición tenga más luminosidad que el color del fondo del escaparate.
- En el caso en que la distancia entre volumen y volumen sea grande, y que la influencia de uno no pueda unirse al otro, se emplean los focos de luces a modo de puente.
- Las líneas también son elementos adecuados para lograr el efecto de conducción.
- La mirada de un maniquí, puede inducir a la vista del espectador a mirar a un punto determinado o deseado.

Y tenemos que evitar:
- Se vean los focos, que la parte superior del escaparate y, más concretamente, que los ángulos superiores estén excesivamente iluminados.
- La masificación de productos en el escaparate.
- Se recomienda que no exista iluminación en la parte superior y los laterales del escaparate, ya que de este modo se está invitando a la vista a que salga del mismo.

Es necesario tener en cuenta que el ojo humano percibe en función de la distancia diferentes niveles de nitidez. A una distancia de 400 m. sólo percibe volúmenes y colores. Conforme se aproxima al escaparate, las percepciones se van modificando, hasta llegar a una distancia corta donde ya se distingue todo con nitidez, pudiendo leer pequeños logotipos, notas de características del producto y otras informaciones que ayudarán a tomar la decisión de compra.

Partes del Escaparate

Estableciendo una división horizontal, las diferentes zonas tienen distintos valores en la comunicación comercial con el cliente:

- La zona baja es la que tiene mayores posibilidades comerciales y vendedoras. Por lo que se le dará un valor de un 69.3% del total del escaparate.

- La zona media se sitúa entre los 1,70 y los 1,50 metros. El valor que se le puede dar es de un 23,5%. Colocando en esta área productos que atraigan al consumidor.

- La zona alta va, aproximadamente, desde el techo hasta una altura de 1.70 metros. Es la zona menos vendedora, con un valor del 7.2%. Aquí no deben ponerse productos, se pueden colocar carteles o publicidad.

Según la división vertical, la mejor zona es la central con un valor del 47%, la izquierda tendría un valor del 28% y con un 25% estaría la derecha.

Las zonas más visibles

Horizontalmente, la zona media es la más caliente porque es la franja recorrida por la vista a la altura de los ojos. La horizontal del ojo es inamovible (1,60 metros) aunque dicha franja dependerá de la base del escaparate que, en este caso, viene delimitada por las mesas sobre las que se sitúa el producto expuesto. La zona inferior es templada porque cuando el consumidor se para, la tendencia es mirar de arriba hacia abajo y no a la inversa, por eso la zona superior es fría.

Verticalmente, la zona izquierda es más caliente que la derecha porque el ser humano tiene la tendencia de mirar, leer y caminar hacia la izquierda.

Fundamentos del Escaparatismo

Como hemos podido observar, la importancia de un buen escaparate está realcionada a varios factores técnicos de los cuales vamos a resaltar los tres más importantes tocados en este post.

Elementos: cada elemento mencionado tiene su propia importancia, más si hay algo que tienen en común, es que se juntan, ya sea todos o gran parte de ellos; para un objetivo en común: resaltar los productos.

Iluminación: Si bien es cierto, hemos tocado este tema en particular en varios posts de este blog, en lo que respecta a este tema y en especial a un escaparate, la iluminación viene a ser más fundamental para el elemento del escaparate en sí, que para los productos que allí se muestran. Es decir, la iluminación, bien utilizada, es el aliado ideal para atraer a los clientes y mostrar que nuestra carta de presentación, es una de calidad y que puede ser observada desde puntos de distancia en donde es poco probable que alguien se fije en los detalles de los productos exhibidos.

Localización: Cómo en los bienes raices, todo es acerca de la ubicación de las cosas. Las zonas bajas y medias (desde una perspectiva horizontal y vertical respectivamente) son las que tienen una mayor atención en las primeras impresiones de los clientes que pasan por un escaparate. Enfocarnos en estas zonas y saber complementar con el resto de elementos del escaparate, de manera que refuercen nuestro concepto, será uno de los objetivos principales y a tener en cuenta para que, no sólo nuestra vitrina, sino la tienda en sí; tenga el éxito que nosotros esperamos.

Para saber más de nosotros, comuníquese al:

 Teléfono: +51 (1) 3336231
 WhatsApp: +51982558551
 ventas@hdisplay.com
 edison@hdisplay.com
 www.hdisplay.com